¡Estimado Visitante!

¡Bienvenidos a Idiomas Magazine!

El presente Blog tiene como principal objetivo la difusión de los Idiomas del Mundo; principal herramienta cultural como instrumento integrador entre todas las razas del planeta.

Para ello, en el mismo se publican con cierta periodicidad notas, artículos periodísticos, imágenes, gráficos, ilustraciones, videos, opiniones, entre otras cuestiones; todas ellas con aportaciones propias y, desde luego, con aportes de terceros, en todos los casos con fuentes y bibliografía debidamente citadas para evitar plagio y/o daños a terceros, ya que NO es y, en ningún caso, la intención hacer daño.

Toda la información aquí volcada podrá ser reproducida, solo citen la fuente y/o nombre del Blog o autor del mismo, con ese simple hecho es suficiente. Si lo prefieren pueden escribirme a “idiomasmagazine@gmail.com”.

A su vez, me gustaría solicitar a todos aquellos que consideren que en este Blog se viola o (se ha violado) derechos de “Copyright”, por favor me lo hagan saber para poder dar solución al mismo urgentemente.

Por último resta decir que, toda mención que se haga en este Blog de nombres que gocen de derechos de “Marca Registrada” o similar condición, se efectúa a solo efecto de acompañar dicha información, sin hecer uso de la misma a efectos económicos ni comercial por parte del presente Blog.

Muchas Gracias por su visita, espero que el Blog sea de su agrado y que disfruten de su contenido...! Con esa intención está hecho y escrito.///

Luis E. Morell Hernández.

P/D: Puedes escribir y dejarnos tu opinión del mismo a la siguiente casilla de E-mail: idiomasmagazine@gmail.com

-----------------------------------------------0------------------------------------------------

viernes, 18 de marzo de 2016

El idioma valón de Bélgica.

Antes de que los idiomas francés y flamenco se impusieran como idiomas en Bélgica, existía ya el valón; una lengua mayoritaria en el sur del mencionado país, hoy, es hablada por tan solo el 10 % de la población en la misma región, a tal punto que está a punto de desaparecer.

Los orígenes del valón se remontan a la Edad Media, pero los estudiosos no pueden precisar el momento de su nacimiento porque durante siglos fue una lengua solo hablada, careciendo de escritura, por lo que no quedan por tanto pruebas de su antigüedad.

En el siglo XVI el idioma francés se impuso en Valonia: "Nobles y burgueses lo preferían, porque era lo que se hablaba en la corte y lo que, en consecuencia, podía acercarles a los favores del rey de Francia", indicó Sr. Baptiste Frankinet. Fue así como el valón quedó relegado a "idioma de la gente vulgar" e inició una decadencia de siglos.

En el XIX con la irrupción de las ideas del Romanticismo, que promovían la recuperación de las tradiciones y de la identidad nacional, experimentó una nueva, aunque breve, "edad de oro".

Se popularizó en ámbitos como en teatro costumbrista en valón, se escribió poesía e incluso ópera, que en algunos casos alcanzó gran éxito, "porque el público se reconocía en el habla de los personajes", rememoró Sr. Baptiste Frankinet.

Lamentablemente este esplendor duró poco: entrado el siglo XX, el valón desapareció de la vida pública, y quedó relegado a las áreas rurales.
"A principios del siglo XX, en las escuelas se castigaba a los niños por hablar valón, ya que se imponía hacerlo en francés parisino", dijo Sr. Baptiste Frankinet, de la Biblioteca de los Dialectos de Valonia.

"Se decía por aquel entonces que era un idioma de criadas y que, si se quería llegar a algo en la vida, había que aprender francés", continuó el experto, a su vez, precisó que el idioma valón es perteneciente al grupo de lenguas románicas septentrional, de la misma rama que el francés, y que se habla en las provincias del sur de Bélgica.

Lo triste es que los padres dejaron de dirigirse a sus hijos en la que era su lengua madre desde hacía siglos y se rompió la transmisión entre generaciones, acción clave para la supervivencia de cualquier idioma. Hace un siglo lo hablaba el 80% de la población y hoy apenas 200.000 personas lo conocen, esta afirmación es según estimaciones de la Biblioteca de los Dialectos de Valonia, ya que no existen estudios precisos al respecto.

"El problema es que muchos lo consideran inútil, y eso constituye un peligro para su supervivencia", "Los jóvenes no aprenden el valón de sus padres, que lo desconocen, sino de sus abuelos", señaló Frankinet, de 29 años.

En la actualidad, lo utilizan ancianos y gente del campo, porque en el marco rural, al contrario que en las ciudades, no hubo "estigmatización cultural".

Actualmente alrededor de 200 personas trabajan por la recuperación de la lengua: grupos de teatro, de música, escritores, hay cursos privados a los que asisten algunos centenares de alumnos, existe incluso una Wikipedia valona.

Sin embargo, éstas son iniciativas marginales, y la lengua sigue siendo muy minoritaria, reconoció Sr. Frankinet.

Por otra parte, La Biblioteca de los Dialectos de Valonia es hoy el último santuario del patrimonio lingüístico del sur de Bélgica, y al estar excluido de la enseñanza pública, el valón está "en grave riesgo" de desaparecer en un par de generaciones.

En su archivo se conservan 35.000 libros en valón, 200 revistas -actualmente siguen publicándose quince en esta lengua-, 500 documentos sonoros y audiovisuales, y carteles.

"Nuestro primer objetivo es conservar todo lo escrito en valón y en otros dialectos belgas", explicó Sr. Frankinet, "y el segundo, promoverlos", para lo que organizan excursiones de escuelas y actividades infantiles.

El Museo de la Vida Valona, en el que se integra la biblioteca, tiene 50.000 visitas anuales.

A la pregunta de si existe un lugar para el valón en el futuro, Frankinet responde: "Espero que sí, porque, como pasa con todos los idiomas, con él te expresas de una manera única, desde el corazón. Sería triste que desapareciese".

Al igual que valón, otros dialectos belgas se enfrentan a su posible extinción en unas pocas generaciones: el champañés, el picardo y el gaumés.
Fuente: elcastellano.org /// 19/10/2015 (José Miguel Vilar-Bou)

 Luisem.-

Congreso de la Lengua en Puerto Rico.

La séptima edición del Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE), en el que participan ciento cincuenta especialistas y escritores procedentes de veintisiete países, se celebra en la ciudad de San Juan de Puerto Rico (capital del mencionado país) entre los días 15 y 18 de marzo del año 2016.

Con la asistencia de Los reyes de España, don Felipe y doña Letizia, a la sesión inaugural; el Congreso Internacional de la Lengua Española es Organizado por el Instituto Cervantes, la Real Academia Española (RAE), la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) y, el Gobierno de Puerto Rico; El Congreso se desarrolla bajo el lema «Lengua española y creatividad».

El programa académico del VII CILE se articula en torno a cinco ejes temáticos: «Tradición y creatividad: las lecciones cervantinas»; «Interartes y educación en el espacio iberoamericano de conocimiento»; «Hispanoamérica y la esencia de la lengua», con un homenaje a la poesía centrado en las figuras de Rubén Darío, Juan Ramón Jiménez, Pedro Salinas y Luis Palés Matos; Ciencia, pensamiento y comunicación en lengua española», y «El español en el mundo. Unidad y diversidad».

Con diversas actividades culturales y sociales se complementa la programación académica en el mencionado Evento.

Los congresos, pensados para crear e impulsar nuevas perspectivas en torno a la lengua española, son foros universales de reflexión sobre la situación, problemas y retos del idioma español. Además, pretenden avivar la conciencia de corresponsabilidad de los Gobiernos, las instituciones y los ciudadanos en la promoción y la unidad de la lengua.

Reúnen a escritores, académicos, expertos y profesionales de todo el mundo.
Luego de los ya celebrados en las ciudades de Zacatecas (1997), Valladolid (2001), Rosario (2004), Cartagena de Indias (2007), Valparaíso (2010) y Ciudad de Panamá (2013), el de San Juan de Puerto Rico es el séptimo de la serie de los congresos internacionales, la gran cita cultural del mundo hispánico.
La presentación oficial del VII CILE tuvo lugar el 26 de enero de 2016 en San Juan de Puerto Rico.

Dejo un vínculo por si se quiere saber más sobre el mismo:

Fuente: http://www.rae.es
 
 Luisem.-

Revelan que en el mundo existen alrededor de 7106 lenguas.

En el mundo hay un total de 7.106 lenguas, revela la organización SIL International en su informe “El etnólogo: lenguas del mundo”. De ellas, 4.672 mantienen niveles aceptables de vitalidad, pero 2.434 están en franco retroceso, y algunas, incluso al borde de la extinción por la pérdida sostenida de hablantes.

La cuestión entre tantas lenguas es ¿cuáles son las más habladas?, ¿en qué países se concentran una mayor diversidad de lenguas?, y ¿en cuáles menos?

Si vamos al caso, sin ninguna duda, el idioma chino es la lengua que más hablantes tiene, incluyendo todas sus vertientes, se estima que hasta un total de 1.197 millones de personas hablan esta lengua oriental. Evidentemente, los más de mil millones de habitantes que hay en China es un factor fundamental.

Luego es el turno del idioma español, con 414 millones, y tercero el idioma inglés, con 335 millones. El resto que forman parte de la lista de los 10 idiomas más hablados del mundo está compuesto por el hindi (260 millones), el árabe (237), el portugués (203), el bengalí (193), el ruso (167), el japonés (122), y el javanés (84). Entre todos ellos concentran un 40% de la población mundial.

El país que más lenguas concentra es Papúa Nueva Guinea, en donde convergen 838 idiomas; los siguientes son Indonesia, con (707), Nigeria (529), India (454), Estados Unidos (420), China (301), México (288), Camerún (281), Australia (244) y Brasil (228).

Invirtiendo la lista encontramos el país más hermético del mundo: Corea del Norte. La República Democrática de Corea solo tiene una lengua. Su vecino del sur, tres, las mismas que Haití. La segunda que menos es Islandia, con dos. El resto son Bahamas, con cuatro lenguas, Cuba (cinco), Irlanda (cinco), Jamaica (siete), República Dominicana (ocho) y Portugal (10).

En México conviven 288 idiomas, siendo el país latinoamericano más heterogéneo lingüísticamente hablando. El segundo es Brasil, con 228 y el tercero Perú, con 94 lenguas. En América Latina existen una gran cantidad de comunidades de pueblos originarios que hablan sus propios idiomas. En muchos otros, como Perú, Colombia, Venezuela y, sobre todo, México y Brasil, hay una gran riqueza y variedad cultural incluyendo muchos pueblos originarios, lo que se traduce en una amplia diversidad de lenguas.

Fuente: elcastellano.org 
 Luisem.-

La lengua materna prepara el cerebro para aprender otros idiomas.

El idioma materno nunca se olvida, por más que una persona haya dejado de hablarlo tempranamente en su vida para adoptar otro, e incluso podría influir en cómo se procesan los sonidos de otras lenguas; un nuevo estudio publicado recientemente en la revista científica Nature Communications, daría crédito a ello.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad McGill de la ciudad de Montreal (Canadá), abre una puerta al entendimiento de cómo funciona la "plasticidad" cerebral, o cómo el cerebro desarrolla sus conexiones, y podría dar pie al desarrollo de métodos educativos más efectivos para hablantes de distintos idiomas, explicó la institución en un comunicado.

Esta nueva investigación agrega otro ángulo al entendimiento de cómo el bilingüismo funciona en el cerebro; es sabido de los beneficios del bilingüismo, confirmados por múltiples investigaciones, especialmente cuando la adquisición de esos idiomas comienza desde temprana edad.

Por ejemplo, para los hispanos que hacen su vida en Estados Unidos, crecer entre los idiomas inglés y español -entre otros idiomas- puede derivar grandes oportunidades educativas y laborales.

Ser bilingüe supone una ventaja para la capacidad cognitiva del cerebro, la misma que juega a favor de quienes buscan ejercitarlo para mejorar importantes actividades como la memoria y la atención, aquellas personas bilingües también practican constantemente la flexibilidad cognitiva al decidir cuál lengua hablar y cuál suprimir de acuerdo con el contexto en que se encuentran, habilidades que también aplican a la capacidad para adaptarse a cambios de manera fácil y procesar información de un modo eficiente.

La investigación incluyó y sometió a tres distintos grupos de niños, entre los 10 y 17 años de edad, a resonancias magnéticas funcionales (FMRI, por sus siglas en inglés) mientras escuchaban palabras inventadas que sonaban a francés, como "vapagne" o "chansette".

El primer grupo era de niños nacidos y criados en hogares francohablantes. El segundo estaba compuesto por niños chinos adoptados antes de los tres años de edad- por una familia francohablante, que dejaron de hablar chino y sólo hablaban francés. El tercer grupo era de niños bilingües en chino y francés.

En los cerebros de los niños exclusivamente francohablantes, las partes involucradas en el procesamiento de los sonidos asociados al lenguaje se activaron, mientras que en los otros dos grupos de niños expuestos al chino se activaron esas partes, y otras más, como las asociadas a la memoria y a la atención general.

Además, los científicos observaron que los niños chinos que fueron adoptados por familias francesas y que ya no hablan chino, que al momento del estudio eran monolingües, procesaban el lenguaje de una manera similar que los niños bilingües.

"Durante el primer año de vida, y como un primer paso en el desarrollo del lenguaje, los cerebros infantiles están altamente afinados para recoger y almacenar información sobre los sonidos que son relevantes e importantes para el idioma que escuchan a su alrededor", dijo una de las investigadoras, estudiante de doctorado Sra. Lara Pierce.

"Estos resultados sugieren que los niños expuestos al idioma chino como infantes procesan el idioma francés de una manera distinta a los niños que sólo hablan el idioma francés", agregó Sra. Pierce.

Los investigadores creen que los hallazgos de esta investigación demuestran la influencia del lenguaje materno en el desarrollo cerebral, y la capacidad del cerebro de adaptarse a nuevos idiomas.

Fuente: elcastellano.org 19/12/2015.

Luisem.-

La gramática es la arquitectura del pensamiento.

El Sr. Ignacio Bosque, destacado catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y miembro de la Real Academia Española, en su visita a Uruguay para impartir talleres en la maestría sobre gramática española, que dictan en conjunto la Universidad de la República y el Consejo de Formación en Educación de la ANEP.; maestría que se inició este año con un cupo para 50 estudiantes, pero cuya demanda superó las expectativas, registrando 180 interesados. Para Sr. Bosque, gran parte del problema que hoy afecta a la enseñanza de la lengua española tiene que ver con la forma en cómo los estudiantes sienten la lengua.

¿Qué es la gramática?

La gramática es la arquitectura del pensamiento; Es la parte más importante de la lengua. La gramática es el sistema que nos permite armar todo lo que pensamos, sentimos y decimos. Transmitir el conocimiento y la enseñanza de la gramática es un aspecto absolutamente esencial de la educación.

¿Qué es lo más importante que aporta la gramática al conocimiento de la lengua?

La gramática es un parte de nosotros mismos. Cuando uno entiende la gramática, se entiende a sí mismo. Además permite conocer la propia lengua.

¿Cree que en la escuela habría que enseñar más gramática?

Sobre todo, hay que enseñarla mejor. La gramática se presenta como un sistema de etiquetado automático y muy poco reflexivo. La gramática tiene mucho de rutina. Hay que cambiar la rutina por la reflexión. Saber lo que estamos analizando y penetrar el significado.

¿Eso se da en las escuelas de España y de Uruguay?

Sí, en todos los países hispanohablantes. Hay que cambiar el mundo de la enseñanza.

Si usted fuera el responsable de mejorar la enseñanza de la lengua española, ¿qué mejoraría?

Lo fundamental es convertir la rutina en reflexión. Los estudiantes piensan que la lengua no tiene nada que ver con ellos, piensan que es un sistema ajeno, y no es verdad. La lengua forma parte de nosotros, está dentro de nosotros. Una profesora argentina siempre dice que pensamos la lengua como un instrumento, y hablamos siempre del uso de la lengua. Ella dice, uno no usa la respiración o el sistema circulatorio. Con la lengua es lo mismo. La idea fundamental sería conseguir que los estudiantes entiendan que la lengua les pertenece y que no la vean como algo externo. La lengua está dentro de ellos.

¿Qué opinión tiene de las nuevas tecnologías? Parece que han perjudicado el uso de la lengua…

Los telegramas existieron siempre y nunca perjudicaron la sintaxis. Yo creo que los que usan la tecnología saben que se trata de un uso ocasional restringido a ese medio. Los alumnos son bastante conscientes. Si escriben un texto formal, por ejemplo una tesina, saben que no pueden poner "porque" con "xq".

¿No le preocupan las nuevas tecnologías, entonces?

Son códigos y registros diferentes. No se habla igual a un amigo, que a un vecino, que al médico. Eso se llama registros diferentes. Los estudiantes, creo, los comprenden bien.

¿Cómo se entusiasma a los jóvenes? ¿Qué deben hacer los docentes para que escriban mejor?

Yo llevo 40 años contestándome la pregunta, cómo hacerles ver que la lengua les pertenece, que no es algo ajeno. Buena parte de mi trabajo ha consistido en idear recursos para estimularlos, para atraerlos. Cuando un profesor de ciencias naturales explica el corazón, el alumno sabe que es su corazón.

Cuando un profesor de lengua explica la estructura de las unidades sustantivas, el alumno no piensa que son las suyas, piensa que son las del profesor, la de la Real Academia. La gran necesidad de la enseñanza de la gramática es cambiar esa percepción. Hacerles ver que la lengua les pertenece y, por lo tanto, conocerla mejor es conocerse mejor a sí mismos.

Nota: Por ser muy interesante, a mi gusto, el artículo, he decidido transcribirlo prácticamente textual -si realizar un extracto-, para que se pueda apreciar el rico contenido del mismo.

Fuente: elcastellano.org – Nota publicada el día 22/12/2015.

Luisem.-

Entra en vigor en Brasil el acuerdo ortográfico del idioma portugués.

El Acuerdo Ortográfico de la Lengua Portuguesa, suscrito por los países lusófonos en el año 1990 con el fin de unificar la ortografía del mencionado idioma, entró en vigor en Brasil de forma obligatoria este mes de enero del corriente año.

El acuerdo, que unifica y simplifica la forma de escribir el portugués en los ocho países en que el mencionado idioma es oficial, había comenzado a ser aplicado en el año 2009 en el país sudamericano, pero hasta el momento no era obligatorio.

La previsión inicial era que las reglas fueran puestas en marcha oficialmente a partir del 1 de enero de 2013, pero, después de varias polémicas y críticas por parte de lingüistas, el Gobierno decidió aplazar su obligatoriedad hasta el primer día de 2016.

La unificación ortográfica del portugués fue acordada en el año 1990 por las naciones de Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Mozambique, Portugal y Sao Tomé y Príncipe, sumándose Timor Oriental al acuerdo en el año 2004 tras su independencia.

Aunque exista la firma del acuerdo, cada uno de los miembros de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa tiene autonomía para definir la fecha de ratificación, de entrada en vigor y de aplicación de forma obligatoria de las normas comunicadas.

Brasil será ahora el tercero de los ocho países que las aplicará de forma obligatoria, junto ya, con Portugal y Cabo Verde.

La reforma ortográfica establece alrededor de 20 bases de cambios en la lengua portuguesa, tales como la supresión de la diéresis, nuevas reglas para el uso del guión, la inclusión de las letras "k", "w" y "y" en el alfabeto, que pasará a contar de 23 a 26 signos gráficos, así como nuevas reglas de acentuación.

De acuerdo con el Ministerio de Educación, el acuerdo alteró el 0,8 % de los vocablos de la lengua portuguesa en Brasil y el 1,3 % en Portugal.

Según el Gobierno, el Acuerdo Ortográfico de la Lengua Portuguesa tiene como objetivo facilitar el intercambio cultural y científico y ampliar la divulgación del idioma y de la literatura en la lengua portuguesa.

Fuente: elcastellano.org – Nota publicada el día 02/01/2016.

 Luisem.-